Hábitos para una economía saludable

Hábitos para una economía saludable

Encontraremos una gran mejora al eliminar y crear nuevos hábitos de nuestra vida diaria para empezar a tomar mejores decisiones financieras que nos permitan mejorar nuestra economía.

Apuntar todos los gastos

Puede parecer algo de gente pobre, de escasez o falta de abundancia. Pero no debemos caer en este error, apuntar todos nuestros gastos es una de las mejoras cosas que podemos hacer para ser conscientes de hacia donde se va nuestro dinero.

Este hábito permitirá tener un mayor control sobre nuestra economía, ver lo que ocurre y hacia donde se va nuestro dinero.

Todas las empresas del mundo tienen una contabilidad, esto les ayuda a gestionar mejor su capital. Lo mismo pasa con nosotros a otra escala más pequeña.

Ventajas de apuntar nuestros gastos:

  • Nos permite darnos cuenta de hacia donde se va nuestro dinero
  • Aumenta nuestro nivel de conciencia sobre lo que esta pasando con nuestra economía
  • Ayuda a tomar mejores decisiones
  • Permite ejecutar un mejor plan de ahorro

Flexibilidad con nuestros gastos

Nuestra vida esta en constantes cambios al igual que nuestro dinero, podemos pasar de ganar mucho dinero a perder el trabajo y quedarnos sin ingresos. Es por esto que debemos adaptarnos al cambio y preparar nuestra economía a nuestra nueva circunstancia.

Una actitud equivocada es pensar que esto es un pensamiento de gente pobre, ya que se tiende a creer que una mente de abundancia no realizaría recortes en su vida y esta misma abundancia volverá a mejorar su economía.

Suena muy bien pero lo más seguro es que una actitud así en la mayoría de los casos nos llevara a la quiebra, a deudas, frustraciones, estrés y muchas cosas negativas que queremos evitar en nuestra vida.

Así que debemos ser realistas y adaptarnos a nuestro nuevo nivel de vida, con esto estamos demostrando que somos capaces a adaptarnos al cambio y esto es una habilidad de ricos.

No entrar la espiral del consumismo

Esto es más común de lo que imaginamos, debemos saber que existe y evitarlo a toda costa. La sociedad de consumo nos lleva a un consumo egocéntrico y arbitrario  que no se corresponde a nada lógico.

En otras palabras, quien no se compra un coche mejor que el del vecino, aunque no sea necesario. O pide un crédito para ir de viaje y aparentar una vida que no es. Gasta grandes cantidades de dinero en ropa de marca para aparentar e intentar demostrar a los demás mediante un mayor nivel de gasto.

Esto es un error muy común que las personas hacen para demostrar que son ricos, pero nada de esto, la mejor forma de ver que uno es rico es comprobar nuestra cuenta del banco.

Utilizar el mercado de segunda mano

Un coche de segunda mano es una mejor inversión que un coche nuevo, una cámara, unas botas de esquí, podemos encontrar todo tipo de cosas en mercados de segunda mano como Wallapop, hablo de objetos seminuevos con poco uso que podemos obtener y disfrutar como si fuesen nuevos a un precio mucho más razonable.

Y es que la sociedad de consumo empuja a muchas personas a comprarse cosas que realmente no necesitan y estas acaban en un trastero olvidadas o en el mejor de los casos en páginas de segunda mano. Además el precio de reventa de una articulo de segunda mano suele ser el mismo al de adquisición por lo que podemos recuperar nuestra inversión prácticamente integra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *